Entorno económico e industria



Durante 2013 la economía global experimentó un crecimiento moderado, en medio de un entorno de volatilidad en los precios del petróleo y presión sobre los márgenes de algunas industrias por la sobrecapacidad en Asia.

 

El PIB de los Estados Unidos aumentó cerca de 1.8% en el año, cifra inferior al 2.8% alcanzado en 2012. El menor gasto gubernamental y una balanza comercial negativa afectaron el ritmo de crecimiento. 

 

En México, se estima que el PIB creció 1.2% durante 2013, presionado por la desaceleración generalizada en el consumo, el menor gasto público y la contracción en el sector construcción. No obstante, se logró la aprobación de diversas reformas estructurales como la energética, la financiera y la de telecomunicaciones, que se prevé impulsen el crecimiento en los próximos años. La reforma energética es particularmente importante para Alpek, ya que promueve la explotación de energéticos y otros insumos para la industria petroquímica en el país.

 

Por su parte, la economía de China registró un aumento cercano a 7.7% en 2013. Es importante destacar que ésta ha sido su cifra de crecimiento más baja en la última década.


Algunas de las principales materias primas de Alpek, como el paraxileno, son derivados del petróleo. El precio del petróleo de referencia (Brent) estuvo en un rango desde US $95 hasta US $120 por barril en 2013. La desaceleración económica mundial, así como los conflictos y alteraciones en el abasto en el Medio Oriente contribuyeron a la volatilidad observada en el año. No obstante, el precio se estabilizó alrededor de US $110 por barril en la última parte de 2013.

 

El gas natural es el principal combustible en las operaciones de Alpek. Durante 2013 el costo de este energético mantuvo una ventaja significativa respecto a combustibles derivados del petróleo, al registrar un precio promedio de US $3.65 por millón de British Thermal Units (BTU).

 

La industria petroquímica, al igual que otras industrias intensivas en capital, se vio afectada por el aumento de capacidad en Asia. En 2013 la capacidad de PTA en aquella región creció más de 20%, mientras que la de caprolactama (CPL) aumentó más de 50%. Este factor provocó menores márgenes en los mercados globales de poliéster y CPL fuera de Norteamérica.